Las rutinas

Las rutinas

La vuelta a la casa de invierno y de forma sorpresiva, es deprimente, todo es más oscuro, los colores, el asfalto, los coches, los olores, la contaminación y sobre todo mi sensación, una sensación de fin del verano y de una perdida de un tiempo de vida, de disfrute, de sol, de playa, de arena, de andar y de muchas cosas que se hacen en verano, esos atardeceres eternos, esos baños a primera hora de la mañana con el agua fría que te hace estar vivo, ese pasear por la orilla de la playa, esa lectura pausada en la terraza, ese roce de la brisa que nos acaricia y todo esto, se ha terminado. Empezamos otra vida o mejor retomamos la que ya teníamos y estaba olvidada, es como que esa ya no me pertenece, esa vida era anterior a la otra y ahora se quiere imponer y yo todavía no la dejo, me resisto a empezar otra vez con las rutinas del invierno.

Cuando me he levantado esta mañana, estaba perdido, tenia muchos frentes abiertos y muchas cosas por hacer, pero realmente tenia ganas o era esa rutina que ya se estaba apoderando de mi, solo llevaba unas horas en mi nueva vida y ya era dueña de mis actos, se estaba imponiendo a mi voluntad. Por un momento me estaba ganando, alto, qué soy yo él que manda y diré lo que tengo que hacer. En cuanto me he levantado me ha empezado a mandar y otra vez he intentado imponerme, pero nada, que vuelve y vuelve y la he tenido que dejar, era ella la que me gobernaba y la que sabia lo que tenía que hacer, lo que no entiendo bien, sí yo era consciente de su dominación y de hecho no podía remediarlo, ante estos hechos de mi voluntad he decidido escribir sobre las rutinas, esas que nos dominan y no lo sabemos o sí, pero somos incapaces de ponerle fin.

Siempre se ha dicho que en las rutinas nos sentimos cómodos y qué cuando nos sacan de nuestra zona de control o confort, llámalo como quieras nos sentimos raros, algo nos falta o no somos todo lo nosotros que queremos ser. Las rutinas las interiorizamos de una forma que son más nuestras de lo que pensamos y cuando las hemos olvidado, nos vuelven con fuerza y quieren instalarse en nuestro mundo para volvernos más esclavos de ellas y sean ellas las que nos digan como tenemos que hacer las cosas.

Ha sido volver a mi casa y volver las rutinas a instalarse en mi mente y tener que volver a hacer lo que hacia antes, sin plantearme si eso es, lo que quiero ahora, se ve que necesito un periodo de adaptación a mi nueva vida. La gente lo nota después de las vacas y yo después de tres meses de desconexión. La depre post vacacional, sí me esta afectando…

A veces hacemos cosas impulsados por una fuerza que nos empuja hacia una realidad distinta de la nuestra, es como que no somos nosotros pero si somos. Cuando repetimos un acto o realizamos una acción un numero indeterminado de veces, se inserta en nuestro inconsciente y ya forma parte de nosotros, ahora debemos de hacer al contrario debemos de reconstruir la acción. Cuando piense que tengo que hacer determinada cosa, voy a pensar y decirme, no ahora no lo voy a hacer, y entonces surge la incertidumbre de pensar que no estas haciendo lo correcto que te gustaría hacer. La oposición a las rutinas tiene que ser mi objetivo durante unos días, pensar lo que voy a hacer y no dejarme llevar, sino ser consciente de lo que hago e intentar romper ese circulo, que se vuelve cómodo y de verdad, si lo digo: hacer lo que me apetezca y dejar de posponer las cosas por que sí.

Todo lo que hacemos en nuestra vida son rutinas, leer, escribir, practicar deporte, andar… nos acostumbramos a nuestras rutinas y nos gustan y estas si son buenas y nos sientan bien y cuando no las hacemos notamos ese algo que nos falta; que las necesitamos…

Volver a escribir también entra dentro de mi rutina, cuando te acostumbras, lo necesitas es comunicarte contigo mismo, hablar a una hoja en blanco, mancharla con tus pensamientos, esos que quieres o tienes que dejar volar para mandarlos al universo y que esa energía te la devuelva en forma de otros pensamientos…

A veces las cosas no son tan sencillas he intentamos andar un camino para acercarnos más a nosotros para poder mirarnos y decirnos que ahora será el momento de esa búsqueda, de encontrarnos, de ser más nosotros, de dejarnos llevar, de ser lo que queremos, lo sabemos o no lo sabemos. Sinceramente creo que no…

Anuncios
Historias de bicis

Historias de bicis

 

Voy a contar tres cosas relacionadas con el mundo de la bici que me han ocurrido a lo largo de esta mañana, a primera hora  estaba sonando la radio a lo lejos, me encontraba en la cama soñoliente y estaba escuchando sin escuchar una noticia que decía:”Asesinan en Sevilla a un español de origen marroquí, le habían pegado cuatro tiros, el locutor continuaba diciendo que le estaba esperando en el portal de su casa, parece ser, se trataba de un ajuste de cuentas entre narcotraficantes o gente relacionada con el  mundo de la droga”. Lo que me llama la atención: el asesino huye del lugar de los hechos montado en una  bicicleta, vaya tela lo que nos faltaba a los ciclistas, y  para ocultar su rostro llevaba un pasamontañas.

 De aquí podemos sacar varias conclusiones en primer lugar: se trata de un asesino pobre que no tiene otro medio  más rápido de   transporte, veo a muchos inmigrantes moverse en bicicleta, también puede ser como me pasa a mi es un fan de las bicis, también podemos especular, el  sitio donde lo comete es una zona peatonal de  difícil acceso y con la bicicleta se mueve mejor y pasa desapercibido. Cuando el locutor esta narrando está noticia,  nos quiere decir que alguien lo ha visto y han informado de lo sucedido. Tampoco sabemos si esta persona asesinada iba o no acompañado o si en los alrededores había alguien, pero entiendo que si, que alguien lo ha tenido  que ver y por eso llevaba un pasamontañas, y si no como sabemos que llevaba un pasamontañas, me imagino que a la vuelta de la esquina o cuando se viera ya inmune se  quitaría el pasamontañas y se convertiría en un ciclista más, bueno no, en un ciclista asesino. Cosas de bicis.

 A otro tema, esta misma mañana he salido a darme un paseo con la bici y me he ido a desayunar a Cabo de Gata, en mi paseo y por recrearme un poco he llegado hasta la Fabriquilla, siempre me gusta montar en bici y ver el Cabo, el Mar  y la Iglesia de Las Salinas en esos kilómetros rectos, dónde la mente se hace sus películas y te sirve para desconectar  de esta realidad que a veces se vuelve repetitiva, pues nada, iba yo con mi película y me pasa una bici de carretera como una exhalación, así como si fuera un coche, ni saluda, ni me dice nada, ni nada de nada, ¿Qué nos esta pasando? Se han perdido los modales, los ciclistas ya no nos saludan, se han vuelto antipáticos o  es un reflejo de la sociedad egoísta que lo único que quiere es mirarse al ombligo. Antiguamente los ciclistas nos saludábamos y hablábamos de cosas triviales, preguntábamos hacia dónde vas; si veías a alguien parado, siempre le preguntabas: te puedo ayudar en algo.

 Yo he llegado a dejar cámaras de ruedas y han ido a mi casa a devolvérmelas, cuando precisamente le había insistido que no hacia falta, que hoy por ti  y mañana por mi. Ahora los ciclistas, mejor los que montamos en bici, somos muchos y se están perdiendo los modales y las buenas costumbres; ya no nos vemos como una pequeña tribu con ideales similares, si no como grupos competitivos, si te pueden pasar y dejarte cuanto mas atrás mejor.

En otros tiempos, bueno yo ahora, cuando veo un grupo de ciclistas me uno a ellos y les pregunto ¿Hacía dónde vais? Y si puedo me uno a ellos, depende del tiempo que tenga, de  la velocidad que lleven, que no les pueda seguir o por si la ruta discurre por un sitio distinto a lo pensado, pero generalmente la cambio, sin problemas. Vamos a ver, que también hay muchos ciclistas amables y simpáticos que te saludan, que hablas con ellos y compartes tus inquietudes, tenemos muchas cosas en común. Yo en particular raro es el día que no salga sólo que hable con algún ciclista o grupo, pero lo que quería insistir que antes eso era lo habitual y ahora como no seamos los  de la antigua escuela, esto se está perdiendo y desde este blog, lo revindico.

 Y por ultimo, estaba en las duchas de Cabo Gata, tenia la bici al lado, se me ha acercado una persona mayor que llevaba un bastón, se movía muy despacio y me ha dicho;

– ¿Vas a Almería con la bici?

– No voy a Retamar. Y me contesta:

 – Pues tenga mucho cuidado con los coches que ya no respetan a nadie.  Le sigo contestando: -No se preocupe que voy por los caminos que no voy a salir a la carretera.

– Mi hijo también salía con la bici pero este año, ha dejado de cogerla, le ha dado miedo, con todos los accidentes que pasan. Y encima todos los que los  cometen van borrachos y drogados.

Sigo contestando: -Parece una realidad, ya no hay respeto y la gente no sabe que encima de la bicicleta va una persona, con familia, a esos irresponsables se les olvida, yo sigo argumentado mi punto de vista, por eso no vamos a dejar de hacer lo que nos gusta.

– Mi hijo me dice que hay conductores que lo hacen queriendo, que nos atropellan porque somos ciclistas.

Intento reconducir un poco la conversación y le digo: -No creo que sea eso, mas bien parece que les molestamos, que somos un estorbo, ellos van en sus coches y les hacemos frenar y eso si parece que les sienta mal, van a llegar tarde a su súper cita importantísima.

En fin, sigo hablando  mas con la mujer, me cuenta un poco su vida, la escucho pacientemente y me doy cuenta, que es como mi madre intenta darme sus consejos de vida, muy sabios por cierto e intentaré aplicarlos en la medida de lo posible. Estas conversaciones me enriquecen y me hacen ver que hay mucha, pero mucha gente buena y con una sonrisa se llega al fin del mundo.

 

 

 

 

 

 

La miseria en bicicleta

La miseria en bicicleta

Leyendo un periódico local de Almería, DIARIO DE ALMERÍA, el titular me llama la atención “La miseria en bicicleta” él que me conozca  sabe que todo lo que tenga que ver con el mundo de la bicicleta me llama la atención. En principio no sé muy bien a que se refiere, cuando veo la foto que lo ilumina observo a un chico apoyado en una bici con una gorra blanca y una mochila grande, una especie de nevera con una leyenda que pone “Glovo”.

Vivo en una ciudad pequeña y hasta la fecha no había visto a estos ciclistas repartiendo por mis calles, si sabia de su existencia pero hasta ahí puedo leer.

“La llamada economía colaborativa está en el punto de mira” esta frase está copiada literalmente del artículo del periódico. ¿Qué es la llamada economía colaborativo? Entiendo, el intercambio de servicios o productos sin mediar dinero de por medio. Con las nuevas tecnologías, plataformas digitales y apps que han ido surgiendo, las personas demandan un servicio a cambio de prestar otro, por ejemplo una determinada persona me arregla una persiana y yo le doy clases de Yoga o le enseño a arreglar un pinchazo de la bici. Las redes sociales juegan el papel importante de intermediarios;  ponerlos en contacto y cerrar el ciclo. Estos modelos de consumo alternativo están basados en la colaboración y la ayuda mutua. Podíamos hablar de “economía compartida”. Beneficios del consumo colaborativo: en  primer lugar, ahorramos dinero y tiempo, ayudamos al desarrollo sostenible, no consumimos energía en la producción de una cosa que nos sobra y le damos una utilidad, si tu no necesitas algo, puede tener un nuevo destinatario, beneficio medio ambiental, compartimos servicios, contribuimos a cuidar y sostenibilidad de los entornos.

 A estos ciclistas repartidores les llaman riders, repartidores de cualquier cosa que se le ocurra al cliente, también pueden ir en moto o incluso andando, yo me voy a centrar en los que circulan en bicicleta.

Las dos empresas más implantadas en Andalucía, Glovo y Deliveroo sobre todo en Málaga y Sevilla. Su forma de funcionar es el siguiente: llegan a una ciudad y hacen contactos con partners, empresas en mayoría de comida rápida, que se asocian con la aplicación y a la misma vez empiezan a contratar a riders. Al principio son pocos y tienen más o menos trabajo, pero cuando empieza a funcionar, debido a una mayor demanda, siguen contratando más riders y entones ya no hay trabajo para todos y comienzan los juegos del hambre.

Un repartidor de Glovo en Sevilla o Málaga gana 3,25 euros por cada pedido entregado, más una cantidad variable que oscila en torno a los 50 céntimos por kilómetro recorrido. Para optar a estos pedidos tienes que estar en su clasificación de “excelencia”, una especie de ranking y esto que quiere decir; que tienes que estar activo el mayor de número de horas  posibles sobre 10 o 12, de lunes  a domingo, sin rechazar ningún pedido e inmune a los problemas que puedas tener en tus recorridos. Se me ocurren pinchazos, accidentes, rotura de bici… Solo de esta forma un glover se garantiza un sueldo mensual de 800 euros, eso si por 80 horas al mes.

A esto le podemos llamar un “sistema moderno de esclavitud”, la idea en principio es buena a través de una aplicación ponemos en contacto a una empresa que necesita repartir sus productos con los ciclistas repartidores y todo el mundo feliz, pero que pasa, que  entran en juego otros factores que determinan la explotación del repartidor: les imponen horarios, firman el contrato que ellos quieren, se  tienen que adherir a él, les dan las facturas para que las firmen independientemente del trabajo realizado, tienen que estar dados de alta como autónomos desde el principio.

¿Podemos decir que el modelo es legal? Seguramente sí, pero someter a sus trabajadores a esas condiciones es socialmente aceptable, sinceramente no lo creo, se aprovechan de la gente más necesitada, gente joven e inmigrantes. Si no cumples con sus exigencias o no te encuentras en su clasificación, te van desconectando, no te dan trabajo y cuando ya te han desconectado, es un despido encubierto.

No entiendo que  a esto se le pueda llamar economía colaborativa, creo que  solo  a la idea, el resultado es una explotación del trabajador o trabajador ciclista. No se comparten servicios, ni bienes, se trata de una empresa que contrata riders y les somete a unas condiciones de trabajo humillantes y ya está, si  no juegas con mis reglas  a la calle o simplemente como he mencionado antes te desconecto, no te doy trabajo.

Me gusta la idea del riders en bicicleta, no contaminamos, hacemos un mundo más saludable y no vamos por ahí, haciendo un ruido infernal como las motos. Lo que si vengo observando que las motos repartidoras van a todo meter por la ciudad, en ocasiones se saltan semáforos y circulan con mucha temeridad, espero y deseo que las bicis repartidoras vayan respetando las normas de circulación que anden por los carriles bicis  o por  la carretera y que no circulen por las aceras que son de los peatones y por favor que haya un respeto entre todos los que tenemos que movernos por las carreteras.

 

 

 

 

Los albañiles

Los albañiles

Esperando a los albañiles, no podía ser de otra forma, como era de esperar no me llaman cuando me tenían que haber llamado y no vienen cuando tenían que haber llegado, eso que llevan esos trabajos que lo llevan en su condición, son trabajos que siempre se complican y siempre se retrasan y pocas veces por no decir ninguna cumple con lo pactado, no hay que entenderlos son así y ya está, no intentes ponerte en su lugar, no puedes, es imposible con otra mentalidad meterte en esos complicados trabajos de arena, cemento y ladrillos.

Llamo a un teléfono que tengo y me dice un contestador muy simpático que hasta las nueve nada, que me espere que el horario de oficina empieza a esa hora y cuando logro ponerme en comunicación con ellos, me dice una chica por cierto muy agradable, que si, que tenían mi trabajo a primera hora, pero que le habrá surgido una urgencia y que no me preocupe que ellos me llamaran, vaya una urgencia, y la mía qué, cosas que tiene la vida. Si efectivamente me llaman como otra hora después y me dicen que tardaran sobre otra hora más. Pues nada a esperar que es lo que toca.

En esa espera, que desespera me digo: voy mientras a desayunar y así gano tiempo, con le estomago lleno se ve la vida de otra forma, me meto en una cafetería pequeña y familiar que hay cerca de mi casa y cuando entro empiezo a oír un ruido infernal, gritos, ruidos de vasos y tazas chocando algo horroroso, era increíble no me lo podía creer, era como que me ha había vuelto sensible al ruido, todo el ruido del mundo se concentraba en esa cafetería.

Estuve a punto de salirme, pero era el bar mas cercano y estaba esperando que llegaran los albañiles o me llamaran o yo que sé, tocaba esperar, tenia que hacer tiempo, ese que a veces te sobra y a veces lo echamos de menos, en esos momentos lo tenia de más.

Era como un infierno todos los vasos y tazas chocaban a la vez, las voces se iban superponiendo unas y otras y los gritos iban en aumento, todo el mundo intentaba hablar más fuerte que su interlocutor y querían imponer su criterio, el camarero le gritaba a muchos clientes para todos tenia algo, alguna palabra ocurrente, en ese momento me di cuenta que yo no pertenecía a ese lugar era un impostor que estaba allí solo para darme cuenta de esa realidad, una que no era la mía, había traspasado ese momento tiempo que no me correspondía, ahora estaba allí como observador de fenómenos absurdos, de verdad que si, estaba y era sensible de esa realidad.

Me imagino que para los que estaban allí no eran conscientes de esa situación estresante, que lo era, para él que venia de fuera era aterrador, lo decibelios subían y subían, parecía que cada vez gritaban más, no lo parecía, era real, el submundo del ruido trasladado al bar al lado de mi casa, de verdad que no ha sido una percepción, era en el mundo de los sentidos, era un despropósito, era una orquesta desafinada donde cada instrumento tocaba en el momento que no tenia que tocar y si desafinaba mejor esa era su función, y a la vez tenia que sonar más fuerte para que fuera menos armonioso y su ruido fuera irritante.

En un instante el ruido alcanzo su clímax y se estabilizo, ya no se podía gritar más y yo como por arte de magia me acostumbre al súper-ruido y me di cuenta que había venido a desayunar, la experiencia fue extraña mi cuerpo estaba en el bar pero mi mente pertenecía al ruido, mi atención estaba concentrada y mi interés residía en las diferentes clases de ruidos habidos y por haber, la maquina de hacer café, era como una silbido estridente, el molinillo una taladradora, las tazas y los platillos chocaban incesantemente, todo sonaba sin armonía, con acordes desacompasados.

Creo que ese gran ruido se debe a la mala insonorarización del bar, no me creo que los habitantes de mi barrio sean en concretos más chichones que otros, simplemente es un bar pequeño con mucha gente y en ese día por motivos que desconozco mi oído estaba muy sensibilizado, así lo viví y así lo cuento. Por cierto desayune y me fui fijando un poco en la gente, estaban muy animados contando sus batallitas, temas futboleros y otros a mi lado hablando de su nieto que si tiene los ojos azules como su madre y si su otro… en fin conversación triviales que sirven para seguir viviendo en este mundo intrascendente que a veces se vuelve un poco exigente y en otro nos hace ser distintos y vivir situaciones distintas.

Por cierto vinieron los albañiles, muy currantes y profesionales lo dejaron todo arreglado y en su orden. Esto lo escribí mientras estaba esperando a que terminaran, primero me puse un poco a ver lo que hacían pero me di cuenta que era un poco molesto para ellos y me puse a leer un poco y luego tenia que escribir sobre el ruido, lo tenia grabado en mi cabeza.

Un Secuestro III. Los periódicos del día después.

Un Secuestro III. Los periódicos del día después.

Releyendo los periódicos del día posterior al secuestro, mejor dicho de dos días después; el secuestro fue el  día 30 de mayo y termina cerca de las dos de la madrugada del 31, los periódicos ya están publicados y aparecen en el del día 1 de junio.

En principio lo relatado y la realidad parece que se ajusta bastante a lo que publicaron los periódicos, claro que gran parte de la información la dimos nosotros y era de suponer que fuera así, a pesar de que esto no ocurre normalmente en lo que se refiere a temas carcelarios.

Estos periódicos me llegan a mí a través de un Compañero de Almería que en aquel entones, cuando el secuestro  no se encontraba trabajando en esta Prisión y que posteriormente viene a mi guardia y me los entrega y me dice; “Goyo te acuerdas de esto”. Quiero recordar y seguro que estoy equivocado que hace por los menos diez años de estos hechos, pero pudiera hacer quince, perdido en el recuerdo de los años en blanco. Como podía imaginar que con el tiempo los sacaría a la luz y me servirían para refrescar mi memoria, esa que la tenia guardada y yo casi sin saberlo.

Recuerdo también de tenerlos guardados,  los periódicos de ese día, pero por los traslados de casas y demás cambios se van perdiendo las cosas y la vida, pierden su razón de ser  y por arte de magia por el tiempo, el destino te los devuelve y te los pone a tu disposición, casualidades, sincronías o la vida.

Cuando recupere escritos antiguos, me imagino que otro secuestro distinto a este aparecerá y puede ser que ahí encuentre recortes de periódicos o no o nada de nada o todo, en fin lo dejo ahí, hasta que termine por lo menos esta parte no me gusta mezclar contenidos y es mejor ceñirme  a lo que tengo y por eso voy a contar un poco lo que dicen.

Tengo cuatro hojas de “La Crónica del Sur” y dos hoja de “La voz de Almería”.

IMG-20180707-WA0012.jpg 

Empezare por la Crónica, en portada aparece “Trasladan de Almería a los cabecillas del motín”. Los Funcionarios niegan que sus conflictos laborales tuvieran que ver con el secuestro. Enumeran a los internos que participaron y a que prisiones fueron trasladados. En otra parte dice: “Que según fuentes penitenciarias, estos internos son considerados muy peligrosos y cumplían condenas de larga duración o se encontraban en la prisión pendiente de juicios por delitos graves”. En otro apartado continua: “En rueda de prensa celebrada 16 horas después de su liberación, los Funcionarios negaron que estuviera planeado con anterioridad, es decir que reclusos y guardianes no pactaron sus movilizaciones”. Sinceramente, esto no lo entiendo, no entiendo el enfoque que el periódico le quiso dar, lo que sí parece y en otra parte de algún periódico lo he leído, que los presos precipitan el día tras observar o saber, no sé de que forma que ese día en concreto estábamos en servicios mínimos.  Pero que el periódico dude o  lo quiera parecer que nosotros en algún momento le pudiéramos a ver dicho a los interno secuestradores que ese día era el mejor, la verdad que no lo comprendo, me imagino que es por darle un poco mas de morbo al tema, pero la noticia aparece así, así lo interpreto  y así lo cuento.

 IMG-20180707-WA0014.jpg

La segunda hoja “Sabor a libertad” Se publican fotos de los familiares esperando el desenlace y como al final se produce entre emociones y abrazos, tampoco creo que esto merezca mucho comentario.

 IMG-20180707-WA0011.jpg

La tercera hoja “Los reclusos amotinados fueron trasladados a otras prisiones” “El éxito de la operación se debe, sin duda, al buen hacer del Director de la prisión” Rueda de prensa del Director y del Gobernador Civil, describen como se fueron sucediendo los hechos y mas o menos como lo he relatado en mis escritos, lo que no plasme, quizás porque en ese momento no lo creí oportuno, que  fueron liberando rehenes según su estado de anímico y según iban accediendo a sus pretensiones. El Gobernador Civil se deshace en elogios hacia nuestro Director y creo y no por hacer la pelota, que en verdad no tengo porque,  que en este caso muy merecidos por su valentía y por su buen hacer. También hacen referencia y negaron en todo momento una relación entre la huelga de Funcionarios y el motín. Sinceramente, creo que los internos se enteran de alguna forma y adelantan el día, o sabían que  las conducciones de algunos de estos estaban pendientes y esto determina adelantarlo. En verdad todo esto son hipótesis y comentarios sobrevenidos.

 IMG-20180707-WA0010.jpg

En la cuarta hoja, jajaja… aparecemos nosotros los protagonistas, sin querer serlos, lo que nunca hubiéramos querido ser y que por esas cosas de la vida aparecemos en acción. Nos retratan en una foto, que a primera vista por los pelos y la forma de vestir se ve antigua, mucho más jóvenes, fumando por supuesto como era de esperar  y así como muy importantes o por lo menos con muchas cosas que  decir. En fin sin mas preámbulos, titular “Es muy fácil escapar del Acebuche” Voy a hablar un poco por los tres Funcionarios que estábamos allí, intentare exponer lo que dijimos, e intentare dar un poco mi opinión de ahora. Por qué, porque ya el titular no lo entiendo. Se  refiere a que lo amotinados pudieron fugarse, pero la realidad  no fue así, no pudieron y lo que parecía fácil dejo de serlo. Ese titular es como consecuencia  de la impotencia por lo sucedido. Ahora desde luego no pienso de esa manera pero me imagino que en ese momento estábamos indignados con todos  y por todo. Volvemos a remarcar “Desde el primer día sabíamos que podía ocurrir un secuestro” Esto era una realidad palmaria y todos lo sabíamos,  por qué no se hizo nada, que me lo expliquen, a otro tema. También comentamos la  mala actitud que tuvo en todo momento el Juez de Vigilancia de Málaga, que en ese tiempo era al que pertenecía la Prisión de Almería, se puso en negativa en todas las pretensiones de los internos y no se preocupo por los Funcionarios, bueno que ni pregunto como nos encontrábamos.  En la  parte final del artículo  alguna reivindicación laborar, pero que después de treinta años no viene al caso.

 IMG-20180707-WA0013.jpg

Del periódico del la  “Voz de Almería” tengo dos hojas, muy densas y  bien explicado todo, el titular “Los 9 reclusos amotinados son trasladados a otras prisiones” En la mayoría del articulo se  narra la rueda de prensa del Director de la Prisión  y del Gobernador Civil de Almería, en primero lugar enumeran  los presos que interviene y donde van a ser conducidos en las siguientes horas. Los internos solicitan la presencia del Juez de Vigilancia Penitenciaria de Málaga para empezar las negociaciones, se traslada en helicóptero, desde luego con la mala actuación que tuvo, no sé ni para qué, se entiende que no es Funcionario y que está para salvaguardar la integridad de los internos y de  la Institución, pero solo se le supone. Sobre las 18,10 horas los internos presentan su primera tabla reivindicativa, con la puesta en libertad de algunos de los  rehenes, hasta la finalización del motín a las 1,45 horas de la madrugada del martes. Vuelven  a la carga sobre la peligrosidad de los internos y que esto se debía a circunstancias diversas, de celebración de juicio y en espera de posibles conducciones. Y de nuevo niegan que haya relación entre la huelga de Funcionarios y el motín de internos.

El titular de la parte inferior “Historial lleno de hechos delictivos” se refiere a las historias, su camino delincuencial de los internos, a  los motines y altercados que han ido protagonizando, cuatro de ellos están en Almería para ser trasladados a Málaga por el asesinato de un policial nacional en otro motín, estos mismos han protagonizado cinco secuestros en distintas prisiones de España. Otro de los cabecillas intervino en un motín en Granada donde murieron dos Guardias Civiles. Otro es el autor de dos asesinatos en el interior de las prisiones. Bueno,  no voy a seguir, todos estos tiene un historial penitenciario de película y no merece la pena escribir ni una línea mas sobre ellos. Al final del artículo viene la tabla de las reivindicaciones. Los presos solicitaron la difusión a través de Radio Nacional de España de un comunicado, exponiendo a la opinión publica los motivos y causas que justifican su actitud. Como ya mencione al fracasar su plan de huida, quieren hacer creer a la opinión pública que el secuestro es la forma que tienen para dar a conocer en las   malas condiciones  que se les  somete  en prisión. La tabla reivindicativa en este caso son 16 puntos, pero en resumidas cuentas se refieren en general a los que ya conté en otra entrada.

 IMG-20180707-WA0009.jpg

En la segunda hoja de la Voz de Almería “Los sindicatos critican que haya tantos presos peligrosos en Almería” Se ve una foto nuestra explicando un poco lo sucedido, dando nuestra versión, nos encontramos en la sede del CSIF, el titular pequeño debajo de la foto “Los secuestrados se quejan de la falta de dialogo con los amotinados” El artículo comienza planteando algunas pretensiones laborales, ya puestos se aprovecha todo momento. Seguidamente empiezo a contar más de lo mismo, que lo que ocurrió tenia que ocurrir, que habían juntado a lo pero de lo peor y que paso lo que tenia que pasar y no me alargo, que ya esta bien.

En la parte lateral de la hoja un compañero comenta que. “Hace tres días entregue un parte donde anunciaba el peligro”. Más de lo mismo, crónica de una muerte anunciada, pero así es la vida, hasta que no pasan los hechos no se pone solución.

En resumidas cuentas, lo que cuentan los periódicos es la versión oficial de lo sucedido y en general se parece mucho a la verdad. La verdad de dentro, esa solo la sabíamos los que vivimos esa experiencia y a pesar del tiempo trascurrido, no sé por que, ahora durante estos meses la he recordado, sabía que en algún momento la tenia que sacar, ha sido como una liberación, donde mis sentimientos siempre han estado fuera de mi y ahora parecen que vuelven y por eso,  era el momento.

Cuando pase el verano, terminaré esta saga sin fin, no sé si en uno o dos entradas mas, ahora lo dejo así.

 

 

Mis listas

Mis listas

Releyendo escritos antiguos me encuentro por casualidad con uno que escribí el 1 de marzo del 2015, no tiene titulo porque lo entendía como con un diario con fecha, dónde cuento un poco mis pensamientos , pero esta redactado en una hoja reciclada del trabajo, son impulsos de expresar lo que siento en ese momento concreto, lo que realmente me llama la atención son los tópicos sobre los que vuelvo, siempre quiero comprender lo mismo y sigo y sigo dándole vueltas y se ve que cada vez entiendo menos. Hoy por hoy cuando más cerca me he creído de comprender las cosas la vida, a la vez más alejado me encuentro. Por aquel marzo del año 15, hace más de tres años pienso:

“¿Por qué pasan las cosas? ¿Qué sentido tiene cuando no entendemos lo sucedido? Y yo mismo me respondo: Será el tiempo él que dicte sentencia y en la distancia volveremos al pasado para comprender realmente lo sucedido. Pero lo sucedido para qué, sólo por experimentar, recordar lo poco importantes que son las cosas. Un círculo que vuelve al principio, al origen a cuando no éramos nada, dejar pasar y no interferir en lo ocurrido. Nos aferramos a una realidad, nos hemos vuelto miedosos, nos da miedo vivir. Queremos vivir una larga vida, pero como, cada vida tiene su propósito, la tenemos que vivir de su manera y no vivirla. Cuando entendemos que la maldad no existe, solo la ignorancia (concepto budista), la gente actúa de una determinada manera por que no saben hacerlo de otra forma. En ese momento lo entendí así y a fecha de hoy creo que también, dejo ese algo que no llego a comprenderlo del todo. Actuamos por intereses equivocados y dirigidos por el miedo, miedo a perder lo que hemos conseguido tanto lo material como lo personal. Queremos que nos necesiten, ser importantes, que nos admiren y por otro lado queremos no ser nadie, que te ignoren, que te dejen. Y sigo y sigo con el discurso que se alarga y se alarga sobre los mismos temas, lo tengo grabado en mi mente a fuego…lo sencillo, lo simple es lo importante, tener buenos sentimientos, sentir y sentirte vivo”.

Es un pensamiento recurrente que me vuelve y me vuelve y han pasado tres años y sigo pensando lo mismo y creo que es todavía peor en ese tiempo me creía que comprendía algo y seguro que así era y ahora me doy cuenta lo ignorante o lo listo que me creía, hoy por hoy tengo más dudas y solo tengo claro que la esencia de la vida es vivir lo mejor que podamos e intentemos ser lo más felices y más nosotros, más íntegros y ahora viene la pregunta del millón, ¿Y cómo conseguimos este objetivo?

Al final del escrito aparecen siete pequeñas recomendaciones que he tenido muy presente a lo largo de estos años, algunas son como talismanes y otras las recuerdo y me las digo cuando estoy pasando una mala racha o acontecimientos que me desequilibran. Voy a pasar a enumerarlas:

1.- Todo lo que pasa es para mejor, es una frase de Alejandro Jodoroski que me la repito mucho, en un momento dado cuando uno esta fastidiado o el hecho que ha sucedido es penoso se entiende mal, pero el tiempo le da la razón. A Jodoroski se le murió un hijo y fue un hecho tan traumático que se encerró en si mismo, quizás lo peor que le puede pasar a un Padre, y no veía luz al final del túnel. Cuando por fin lo supero entendió su proceso.

2.- Lo que haces a los demás te lo haces a ti mismo. Es un poco la ley del Karma y de acción-reacción o causa y efecto. Si das amor recibirás amor, si das odio recibirás odio. Está en relación a muchos refranes como por ejemplo:”Quien a hierro mata a hierro muere”.

3.-Somos lo que pensamos. Por favor pensamientos positos, a pesar de encontrarnos mal y una bonita sonrisa, la vida te lo agradecerá.

4.-Lo que sucede tenia que suceder así. La vida siempre elige la mejor solución.

5.-Somos una Unidad. Todos somos uno. Entender el Universo como uno, donde cada uno tenemos un papel y representamos nuestra pequeña historia, dentro de esa gran historia.

6.-Nada es importante, ni siquiera la muerte. Le damos importancia a todo y comparado con la muerte todo pierde su valor.

7.- La vida es movimiento, todo cambia nada es para siempre. Nosotros no somos los mismos de ayer.

Sigo pensando igual que hace tres años, pero como he dicho al principio, sinceramente, ahora entiendo menos que antes. No sé, si a alguien le valen alguno de estos pequeños mantras, a mí me han servido en ocasiones, también es cierto que hay que comprenderlos, sino, no despliegan su poder, que lo tienen, ya lo creo.

Tengo listas de estas por todos los sitios, me imagino que tienen que tener un significado, sino para que sirve tanto y tanto darle vueltas a esas listas que a veces sirven y a veces no…

Ahora creo menos en las listas y mas en nosotros en hacer y decir lo quiero ser, más yo, más natural dejarte llevar y preocuparme menos de comprender, solo comprender la vida por vivir y sobre todo y por todas las cosas ser feliz.

Amen… he dicho.

Un secuestro II. Otra versión.

Un secuestro II. Otra versión.

Lo que voy a contar es lo que me paso nada mas terminar de escribir  en mi blog, un Secuestro, después de siete partes y cuando ya quería pasar página, recibo una llamada de mi hermano y me dice: “¿Goyo por qué  no me has preguntado por cosas del secuestro?”  y le contesto: “Javi, cuando empecé con esto, solo quería narrar mis recuerdos, lo que sentí o lo que siento ahora de lo que sentí en esos momentos” y seguimos  la conversación:

  • No estaría mal dar otra versión, la vivida por los Funcionarios desde fuera.
  • No me lo podía creer, el monstruo me estaba comiendo, se había apoderado de mí, estaba esperando que terminara para empezar otra vez. Que sentido tenía, la verdad que esa perspectiva, si que la tengo olvidada, me la contaron muchas veces, pero como no la viví, fue devorada por mis versión.

 

Mi hermano también Funcionario, de mi guardia, de servicio ese día, en otro Módulo, lo vivió en primera persona pero no secuestrado, si no peor desde la incertidumbre de no saber, la duda de lo que estaba ocurriendo, y no ya por sus compañeros, que sí, sino que estaba su hermano, tenia más motivos para estar preocupado. Voy a entrevistarme con él por teléfono, vivimos en ciudades distintas  y otra vez, sin remedio me ha entrado ese gusanillo de seguir, que me cuente sus hechos, sus verdades y veremos a ver que sale, esto es como esa Hidra que se va autoalimentado, tiene su propia vida y una vez liberada  toma cuerpo y alma, ya no se puede parar, hemos liberado la Caja de Pandora, será ella la que diga hasta dónde nos quiere contar.  

 Mi Hermano estaba de servicio en el Modulo 3 cercano a Régimen Especial, su compañero sale a Jefatura de Centro sobre las 13,30 horas a llevar el pare de recuento, una costumbre olvidada que mi Hermano me ha recordado. Mi Hermano sigue con la finalización de la comida y con el curso normal del Modulo y se empieza a extrañar, por su tardaza, el Compañero no viene y pasa el tiempo y no viene. Ante estos hechos llama a Jefatura y nada de nada que no le cogen el teléfono y se empieza impacientar, algo está pasando, pero nunca imaginando lo que realmente estaba ocurriendo, piensas en alguna movida pero no en esa de esa envergadura. Sigue llamando y llamado y el mismo resultado. Se pone en contacto como el modulo contiguo y tampoco saben nada. Ese no saber en algún momento te atormenta.

Ante la incertidumbre decide asomarse al pasillo central y las cosas de la vida, eran cuando los internos secuestradores se estaban trasladando por el pasillo central a mi módulo y llevaban  los Funcionarios con los pinchos en el cuello. Cuando los internos lo ven  le gritan “A por ese” ese era mi Hermano, se fue corriendo a su módulo y se encerró en la oficina de Funcionarios y le dio media vuelta a la llave para bloquear la puerta por si habían secuestrado a su compañero y tenían las llaves  para que no pudieran pasar.

En esos mismos instantes el timbre de la  entrada al Módulo se venia abajo, venga a llamar y llamar incesantemente y Él sabia que en estos caso las instrucciones son no asomarse, ni coger el teléfono, ni na de na, si te ven te pueden presionar y te amenazan con pinchar al Compañero. En esos momento se queda bloqueado y encerrado en su Módulo sin hacer nada y venga a sonar el timbre y cuando deja de sonar empieza el teléfono, como un canto que te llama y al cual sabes que no tienes que contestar  y por otro lado también piensas que si lo coges por fin te enterarías de como están las cosas, en ese estar y no estar pasa el tiempo y sigue sin hacer nada.

Cuando ya ha pasado un tiempo prudencial, eterno para él, empieza a llamar a Jefatura y siguen sin cogerlo la incertidumbre continua, por fin alguien le coge el teléfono en Jefatura y le dice que chape, (encierre en sus celdas) a todos los internos del modulo y que no le habrá  nadie. Hasta ese momento los interno de su Módulo estaban en la planta baja a su aire se había terminado la comida.

Total que los encierra a todos los internos y a esperar en la Oficina de Funcionarios, y en la espera se desespera las dos, las tres, las cuatro y que no viene nadie ni sabe nada de nada y por fin vienen cinco o seis funcionarios a darle el revelo, entran por el túnel de seguridad y en ese momento empieza un poco a respirar.

Lo mío fue todo tan rápido que no me dio tiempo a pensar lo que realmente me estaba pasando, creo que  lo de mi hermano fue más fuerte, ese no saber que te consume, ese paso del tiempo que no pasa, esa   sensación de angustia que te devora, esos momentos tan complicados, cuando te da  tiempo a pensar en todo y en nada, donde todos los escenarios son posibles pero solo hay uno que lleva el de ganar, la realidad de ese secuestro vivido por otros que a ti te toca y en ese momento  tu realidad cuántica esta por resolver.

Cuando llega nuestros  Compañeros, es cuando se da cuenta de lo que esta pasando de la magnitud del motín.  En ese momento sale de su Módulo y se dirige a la Jefatura de Servicios para ser interrogado por el Director y los Grupos Especiales de la Guardia Civil, todavía aturdido y sin saber muy bien, intenta ayudar en todo lo que sabe, le preguntan: ¿A quién ha visto por el pasillo, tanto del internos como de Funcionarios? Intenta contestar dentro de lo que puede fue un instante y  encima cargado de tensión. Le enseñan las fichas de internos y funcionarios para identificarlos…

 En otro momento se ofrece voluntario junto con otro funcionario para traernos la comida a todos los secuestrados  y conforme se van acercado a donde nosotros estábamos; le llamo mucho la atención el tema de los espejitos para ver sin asomarse, los internos secuestradores funcionaban con sus  espejitos. Para controlar y no ser controlados y en la conversación con el otro funcionario se planteaban la posibilidad y si nos cogen ahora a nosotros. Bueno son gafes del oficio. Prácticamente tenían asumido que podía pasar, pero realmente pensaban que no.

También estuvo en cuadrilátero en la negociaciones, no directamente pero si al lado y pendiente de todo. Había que aportar lo que se pudiera, en otro momento ayudo a la Guardia Civil para situase dentro de los módulos.

Otro momento duro para mi Hermano fue cuando se entera mi Padre por el telediario de las nueve de un secuestro con Funcionarios en la Prisión de Almería. Hasta ese momento mi Hermano lo  había mantenido  en secreto a la familia y ahora tocaba decírselo, me imagino que fácil no seria,  tema complicado, en fin, lo dejo así.

Como ya he dicho anteriormente, los Compañeros que lo vivieron desde fuera, para ellos también fue algo traumático y desolador, pero por el buen hacer de todos la cosa tuvo un final feliz. Sinceramente no sé, si yo me hubiera cambiado por mi hermano, lo que vivió y como lo vivió. Mi momento malo y muy malo fue al principio, pero era como ya conté, no era ni consciente de lo que me pasaba, todo era como una peli de miedo y yo el espectador, él si tuvo tiempo de de reflexionar y de ponerse en los peores escenarios. Creo que esos primeros minutos suyos también fueron de mucha angustia, anta una situación desconocida. Y unos minutos que se transformaron en horas.

En fin, ya que mi hermano se ha ofrecido a darme su versión, esta es y espero que aclare un poco más lo vivido en ese mayo de 1988 por un grupo de Funcionarios, nuestra experiencia y como lo sentimos.