Las leyes de la frontera

Las leyes de la frontera

Acabo de leer El libro de Javier Cercas “Las leyes de la frontera” y me he equivocado al poner el titulo, pensaba que era, al sur de la frontera, todo lo que está al sur es como más pobre, no sé lo que tiene que ver el sol con este hecho; tener mas horas solares, salir más a la calle, tener más vida social es igual a más pobreza, quizás se trabaja menos, pero creo que esto no está relacionado, tiene que  haber algo  más que se me escapa. El libro me ha gustado, por eso estoy escribiendo esta reseña, por si puede interesar, gustos como colores. No se hace pesado, se lee bien y rápido, tiene ese algo que no puedes parar hay que seguir leyendo para averiguar que le ocurre a los personajes.

Volviendo al libro, cuenta la historia de un grupo de delincuentes juveniles, quinquis, de finales de los setenta en la transición española en Gerona, una ciudad de provincias. La historia está contada a través de las entrevistas que hace el autor a los que intervienen en la historia o que tienen algo que contar. El Gafitas, la Tere, El Inspector Cuenca, El Director de la Prisión de Gerona y por supuesto el prota, El Zarco, personaje basado en la vida del Vaquilla, Juan José Moreno Cuenca, un buen elemento, manipulador y con mucha labia, que se creía que estaba por encima del bien y del mal y al que tuve el gusto de conocer a finales de los ochenta, cuando ya se había labrado una buena fama. Mi impresión, malo, no va de frente, egoísta, siempre quería marcar la diferencia con el resto, se sentía distinto y así quería que se le tratara. No tuve mucho contacto, iba siempre con su camarilla de acólitos, eran como su sombra y él siempre maquinando. Tengo en mi cabeza un instante en una galería apoyado en la pared, cuchicheando con un grupo de presos y cuando me acerque me dijo algo intrascendente, lo que estaba hablado si era importante, cambio radicalmente de tema, él era así, con ese aire de misterio, de ser superior. Me imagino que la vida  le tenia reservado muchos más palos, en esa época tenía sobre 27 años y estaba en todo lo suyo, buena presencia, altivez de superhéroe; con el tiempo y con mucha cárcel en las espaldas, se cambia. Al poco tiempo me entero que se habían subido al tejado y organizado un motín reivindicativo, yo ya no estaba allí, no me lo puedo creer, él que lo tenía todo, solo tenía que abrir la boca y arrastro a otros por su capricho de no poder conseguir lo que pretendía, se había cansado necesitaba nuevos aires. Cuando empecé a leer el libro desconocía de quién se trataba, me gusta el autor y comencé a leerlo y según lo estaba leyendo rememoraba una época, que no me pillo de lleno, si al final; los quinquis, eran malos, no tenían miedo a nada, eran jóvenes y muy atrevidos, la heroína, el  sida, la llamada generación perdida, eran delincuentes por los cuatro costados.

En otro momento de mi vida, unos años después conocí a un primo suyo, más feo, peor presencia, pero malo, malo,  tenía en la mano alguna minusvalía, ahora no recuerdo ni su nombre, ni que le había pasado en la mano, era también muy manipulador, era más listo y se había adaptado  muy bien a la vida en prisión, era un KIE, jefecillo, muy respetado por el resto de los presos, mas que respetado, infundía miedo, era capaz de todo por defender su autoridad. De la misma línea que su primo.

La historia del libro trascurre en Gerona, un adolescente de 16 años, es maltratado y humillado por un amigo; el resto de los amigos no hacen nada por defenderlo. El Gafitas durante ese verano intenta no coincidir con ellos y cuando sale a la calle  va a unos recreativos y allí un día se presenta Zarco, con la Tere, en ese momento cambio su vida, se une a ellos por la Tere, se ha enamorado locamente y es capaz de todo por ella, le cuentan que necesitan su ayuda para robar en una casa de playa y que su misión es vigilar, aunque en un principio no quiere ir y al final por amor se puede incluso subir a la luna, lunera. Un vez unido a la basca, la banda del Zarco, roban coches, pegan tirones de bolsos a señoras y atracan bancos, en el último por un chivatazo la policía les estaban esperando y cogen al Zarco, el Gafitas logra escapar y ahí se acaban las aventuras de ese verano.

La trama sigue  a los años siguientes cuando el Gafitas es un abogado de prestigio en la ciudad de Gerona y el Zarco  con una carrera delictiva, se encuentra en prisión. La Tere convence al Gafitas para que sea su abogado y lo saque de la prisión, el Gafitas y la Tere se enrollan y urden un plan  para tal fin, casan al Zarco con Maria una fan que tiene una hija, cuando por fin consiguen  su libertad, el gran Zarco inadaptado a la sociedad, con vértigo de libertad, atraca una joyería y de nuevo en prisión.

El Gafitas se desentiende de la historia y al cabo de los años, la Tere vuelve a contactar con el Gafitas para intentar que trasladen al Zarco a la prisión de Gerona, el abogado vuelve a la carga y consigue su traslado, el Zarco muy deteriorado físicamente muere al poco tiempo. Y hasta ahí puedo contar.

Que más puedo decir, recuerdos de esa época, de los 80, donde el macarra y el quinqui eran los reyes, pero lo rememoro con nostalgia, la vida era diferente, revivirlo ha sido gratificante, por los sueños olvidados de una vida pasada.

Anuncios
Muerte de dos Indigentes

Muerte de dos Indigentes

Escuchando la radio, en Almería  mueren dos personas por tomarse unas pastillas que se habían encontrado en la calle y otra permanece en mal estado en el Hospital.

A mi mujer y a mi nos sorprende la noticia ¿Quién se toma unas pastillas que se ha encontrado en la calle? Llegamos a la conclusión que debían ser indigentes de los que viven en la calle, como beben y comen todo lo que se encuentran, se han intoxicado.

De momento no sé nada más, posteriormente nos enteramos que era algún tipo de  veneno, joder que mal tiene que estar la gente para tomarse pastillas encontradas y que mal también por la gente que ha tirado esas pastillas, las podían haber encontrado incluso niños.

El veneno parece ser un alguicida, se utiliza en las piscinas para que no crezcan algas y estos vagabundos las habían machacado y mezclado con alcohol, ya les vale, que fuerte, me imagino que las habrían encontrado rebuscado en las  basuras.

Los venenos están controlados y existe un registro y su eliminación debe de ser en lugares apropiados, desconozco el caso de los alguicidas, pero seguro que no se pueden  o se deben tirar en la basura de restos orgánicos y más con la marabunta de indigentes que buscan y rebuscan en busca de tesoros. 

No debemos olvidar que las personas que han ingerido el veneno son las máximas responsables y lo han pagado con su vida. Aunque me cueste decirlo estas son las noticias de Almería, trágicas como la vida misma.

Desconozco si la policía va a investigar como ha  llegado el veneno a los contenedores de basura o si cerca del lugar de los hechos hay alguna piscina o  alguna empresa que se dedica al menester del mantenimiento de piscinas, cerca de mi casa hay siempre una furgoneta con ese titulo por si vale, también puede ser que las hayan  encontrado en otro sitio y se las han tomado allí, son muchas las hipótesis que se pueden desprender.

Los indigentes eran de los que están en la Plaza San Sebastián y ocurrió por la tarde sobre las cinco, gente que pasaban por el lugar observaron que uno se encontraba tirado en el suelo con fuertes dolores y el otro sentado, avisaron a los servicios sanitarios y a la policía, fueron traslados los tres al  hospital. El que ha sobrevivido ha narrado los acontecimientos más o menos como lo he contado. Y poco más, seguiré la noticia por si puedo dar algo de luz.

Una pena, están son la noticias de un solo titular, una vez sucedido, ya a nadie les preocupa, que será del que sobrevive, tenían familia, quién correrá con los gastos del funeral, van a una fosa común, son preguntas que me hago, parece que nadie se quiere preocupar por ellos y nos guste o no son personas que la sociedad hemos arrojado  a la calle, no sé si alguien quiere vivir así, no lo considero una opción de vida, mas bien es la vida quien los arrastra a la marginación y al desamparo y una vez entrado en esa desdicha, ya es difícil la  vuelta atrás  sin ayuda, como una persona se incorpora en ese laberinto de la marginación, paro, drogas, depresiones, enfermedades mentales y muchos motivos, cada cual se buscara los suyos pero tendremos que ayudar de alguna manera.

 En una serie que estoy viendo, mencionan un relato de ciencia ficción, existe un robot que vaga por el universo durante millones de años, y en su periplo su único lema “puedo ayudar” “puedo ayudar” lo repite muchas veces en diferente planetas y a gente de toda calaña, todos lo ignoran,  realidad, ignorancia. En algún momento ese robot pudo ayudar pero nadie quería ser ayudado. Cuando tenemos delante algo que no nos gusta   miramos a otro lado y así parece que no nos afecta, esos vagabundos están en nuestras plazas y calles y no les vemos, son invisibles a nuestros ojos. Metemos la cabeza debajo de la tierra, llegará el momento que tengamos que reaccionar, quitarnos ese velo para poder verlos.

 

Cataluña, hacia donde

Cataluña, hacia donde

No me gusta la política y entiendo que cada uno se exprese, diga y sienta con libertad, pero siempre respetando al que piensa o es diferente y esto no está pasando en Cataluña.

El Parlament de Cataluña se ha atrevido en contra de todo orden democrático a aprobar la ley que da legalidad al referéndum de independencia.  Respeto sus ideales, aspiran a ser una nación y que así se les reconozca, pero tenemos unos normas, nos gustaran más o menos, pero son las que tenemos, es lícito que luchéis por vuestra ideas separatistas, pero  dentro del orden legal establecido, no os  podéis saltar todas las normas habidas y por haber a vuestra conveniencia. También debemos respetar los que en Cataluña piensan diferente y la Generalitat solo esta pensando y gobernando para unos pocos ¿a esto se le puede llamar egoísmo? Sinceramente creo que sí, como también pienso que han llegado muy lejos y no puede haber una marcha atrás, solo una huida hacia adelante.

La confrontación ya está servida, era lo que querían y lo han conseguido, el 11 S, sacarán la gente a la calle y eso será su espaldarazo, su justificación, otros tiranos también fueron respaldados por los votos del pueblo, ante la injusticia de un estado opresor que no deja que se expresen en las urnas. Vergüenza, siento mucha vergüenza por estos políticos, macarras de estrecho pantalón, que solo piensan en ellos y quieren dirigir al populacho hacia sus propios intereses.

Nos quejamos de Maduro que utiliza la democracia, por decir algo, a su antojo, y los que quieren enfrentar a media Cataluña, contra lo otra mitad, de verdad que no podemos vivir todos en comunión y luchando por hacer un mundo sin fronteras, donde la libertad sea nuestra bandera. Vivamos en paz y libertad y cuando se den las circunstancias, se votará, tanta veces como sea necesario y de tantas cosas como quieran, pero tiene que ser por pantalones,  me ha salido así, no, así no, así no se hacen las cosas, con la iglesia hemos topado.

Democracia y libertad pero para todos, no solo de unos pocos. Que alguien me lo explique, que quieren conseguir, a parte de enfrentar a catalanes con catalanes y a estos con españoles. Parece que quieren llegar al clímax de lo absurdo, a una catarsis, a poner al Estado en una posición límite y  que se extralimite en alguna de sus acciones, para seguir justificando su peregrinar hacia su Independencia.

Otro de los grandes interrogantes que pasará a partir del 1 Octubre, sinceramente creo que nada, ellos van a intentar sacar a sus seguidores a la calle ante la imposibilidad de votar, y seguramente saldrán muchos y gritaran mucho y sus voces quedaran escuchadas y entonaran su  grito de libertad, pero la vida sigue y nos cansamos de todo, hasta de independencia, queremos trabajar, comer, jugar, correr, leer y muchas mas cosas, hay vida fuera de la Independencia, con o sin ella tenemos que seguir haciendo lo que nos gusta o lo que nos dejen para intentar ser felices.

El suicidio

El suicidio

Cuando la desesperación se apodera de tu espíritu y no ves otra salida a tu angustia, solo hay un camino, terminar con el sufrimiento. Afrontar la desdicha, el mal hacer, el creerte por encima del bien y del mal y no saberte humano. Hay algo que te vuelve a tu realidad y te hace sentir dolor y ese dolor continuado termina en un sufrimiento inaguantable.

El suicidio como única opción, que desesperación tan grande, que desdicha interior, que sin vivir, que angustia existencial. Poner fin a una vida, aunque sea la tuya y el sufrimiento que dejas y esos hijos, mujer, madre. Y esos amigos que le habían dado la espalda y que eran sus inseparables cuando tenía fama y dinero ¿quién se merece eso? Ha sido demasiado, no ha podido superar la presión y ese algo interior que le decía, lo has hecho mal, te has creído una superpersona y eres como todos y ahí tienes tus miserias, te has rendido y ahora qué, ¿quién a perdido ahora? En fin mucho sufrimiento para terminar así, necesitamos ser mas humildes y tenemos derecho a equivocarnos y ser codiciosos pero podemos rectificar, eso nos hace ser mejores personas, pero el problema viene cuando  no queremos, entones no aceptamos lo que somos y no comprendemos lo que nos esta pasando. El mundo contra mi, nadie me entiende y esto tiene que terminar, es una decisión desde el egoísmo o no desde la valentía, como  afrontar el deshonor, no lo sé, hay que estar dentro de esa persona que ya no esta. Volviendo al principio, la desesperación en grado sumo, un momento o secuencia de momentos incomprensibles de pérdida de la realidad, de saber que tu vida se va a terminar y que ya no habrá un mañana, que ya no podrás abrazar a los tuyos, ni que te regalen una sonrisa, ni pasear con ellos, una pérdida absoluta de las ganas de vivir, la maldad se apodera del ser humano. ¿Alguien se merece esto? No, no lo creo, nadie se merece tanto sufrimiento, cuando pienso lo que se le habrá pasado por la cabeza de este hombre, no soy capaz de poder ni imaginármelo, todo negro, muchos fantasmas y demonios escondidos. Y su familia, que le decimos, que le  explicamos, el sufrimiento queda para otros, hay un traspaso de dolor.

Voy a relatar los hechos en la secuencia que ocurrieron, esta persona llega de madrugada a una finca de caza que está  por lo menos  a trescientos kilómetros, siempre llegaba a otras horas mas normales por la tarde o por la mañana, un primer indicio, se lo había estado pensando, en esa mente enferma por el orgullo, creo cada vez mas que ha sido un acto de cobardía, segundo indicio venia sin equipaje, aunque fuera un neceser y una muda y un tercero se había traído su propia escopeta, me imagino, para no comprometer a nadie, normalmente cogía alguna escopeta de la casa.

Cuando llega le dan un cuarto y se acuesta, creo que no para dormir sino para urdir su plan maestro, el más importante, quitarse la vida, por la mañana desayuna con los que estaban en la finca, parece ser que eran tres y en un momento del desayuno, le pregunta a uno si tiene el teléfono de su mujer, por si pasa algo, creo que se lo da o ya lo tenía no recuerdo este punto,  a continuación se levanta de la mesa y comenta que va a poner el coche a la sombra que hace mucho calor, hasta ahí bien, de repente  suena un estruendo, un disparo, este personaje se había quitado la vida, se había apoyado la escopeta en el pecho y se había disparado.

Joder, que duro, creo que no hay una explicación, la muerte no tiene explicación, se termina la vida y ya esta, pero que tu te la arrebates, tiene menos sentido, una persona de éxito que no ha sabido resistir su fracaso, siempre con su arrogancia de chulo, no se le veía arrepentido, ni ha pedido perdón a los que has hecho sufrir. Y esto consuela a alguien, sinceramente creo que no, como no sea a él.

Los Japoneses se quitaban la vida por deshonor mediante el harakiri, es un ritual de los Samuráis, donde se destripaban con su espada, en el hará, zona del vientre donde están los intestinos y se encuentra el centro de la energía, que anima al cuerpo, el Ki. Cabe la posibilidad del suicidio por deshonor en este caso, puede ser, se ha sentido contrariado, ofendido y herido en su honor, pero en este acto no ha habido disculpas por su mal hacer y ha seguido en su altivez de creerse en otro mundo.

Sigo apoyando la tesis de la cobardía para intentar buscar el porqué de lo que no lo tiene. Si cobarde, aquel que tiene miedo a afrontar aquello que ha cometido y en vez de repararlo, se mantiene en su torre.

Nadie lo sabe, nadie estaba en su cabeza, todo son especulaciones y elucubraciones, de lo único que estamos seguros es de su final. 

Cuando la vida se termina, se acaba nuestro periplo en el mundo material, en el mundo de los sentidos y se abre otro camino, el de los espíritus, en otra dimensión, en otro submundo que no podemos imaginar con este cuerpo y que podemos vislumbrar con nuestra alma, esa sensación que sabes que hay algo pero que no llegas o no puedes comprender, se te escapa, hay pequeños momentos que aparece con claridad, pero dura tan poco que no llegas ni a experimentarlo. Ese desprenderte de todo es la muerte, salir de lo que eres para no ser nada, fundirte con la nada, con el vació existencial, volver a ser Dios, ese miedo atávico a no ser nada de lo que eras, a ser algo diferente, nos aferramos al cuerpo, a ese envoltorio que tanto nos gusta, a las sensaciones agradables de los sentidos, a tener cuerpo a ser algo, queremos ser algo, no sabemos ser nada, tenemos necesidad de experimentar.

Me imagino o lo intuyo, según vamos cumpliendo años o cuando estamos cerca del final empezaremos a comprender y a no tener miedo a la muerte, a entenderla como algo que forma parte de la vida, que todo lo que empieza tiene un final,  aceptarla y vivir lo que tengamos que vivir con entusiasmo y alegría de vida.

Quizás la vida ya había tocado la melodía  final del concierto y ese era lo esperado morir con deshonor, pero y no por la muerte sino por el sufrimiento anterior, esos remordimientos y angustia, tan solo de pensarlo y segundos antes del óbito, que desazón, que incomprensión, que desatino, que poco gusto.

Este articulo lo escribí hace unos días cuando sucedió  el suicidio de un famoso banquero pero no me había sentido con fuerzas de publicarlo y leyéndolo esta mañana, lo he decidido hoy era el día.

El sonido del silencio

El sonido del silencio

 

En Microsoft hay una habitación sin ruido y no ya sin ruido sino que absorbe el ruido. Es una habitación dentro de otra y esta en otra y así sucesivamente hasta seis habitaciones de 30 centímetro de grosor cada una de ellas. Se llama cámara anenóica y esta en el edificio 87 de Microsoft, la utilizan para probar el sonido de los altavoces de la tablets y  de los portátiles. El sonido mínimo que el ser humano es capaz de escuchar es de 0 decibelios, por debajo de este valor, no oiríamos nada, pero esto no quiere decir que no haya sonido. Por ejemplo, un susurro son 30 decibelios, nuestra respiración 15 decibelios, el sonido de las moléculas del aire al chocar sería de -24 db, en esta cámara han logrado llegar a – 20,6 db al borde del no sonido.

Nadie ha podido estar en este sitio mas de una hora, no lo soportas te vuelves loco y quieres salir, la voz humana deja de sonar, al no rebotar las ondas en las paredes no hay sonido. A esto se llama sonido imperante. Como no se oye nada ni exterior, ni interior, nuestra mente empieza a buscar sonidos, nuestros propios latidos, el ruido de las tripas, la respiración…

Cuando prácticas meditación te das cuenta que el silencio tiene ruido, es como un eco que crece y se desvanece, es como el latido de la tierra o el eco de la propia expansión del universo, desconozco si tiene algo que ver con el ruido de la tierra o es nuestra propia mente que lo crea al no poder soportar el silencio. Lo cierto, te enganchas al no sonido y por otro lado no podemos soportar el silencio sepulcral, vivimos con el ruido instalado en nuestras vidas y no lo podemos apartar de golpe, bueno un poquito de ruido por favor.

El Renacido

El Renacido

El Renacido, en contra de todos y contra todos, ha ganado por su resistencia y persistencia, cuando nadie creía en él, cuando hasta los más próximos lo dejaron, cuando nadie daba un duro, cuando estaba acabado y a pesar de todo, gana, podemos decir que ha resurgido de sus cenizas.

Ha creído en su proyecto, a no darse por vencido, a aguantar cayendo la mundial, ha demostrado que tiene coraje, y como dice el refrán “él que la sigue la consigue”, adelante, el futuro es tuyo, ha sido valiente y ya se puede gritar ”  que no es no y ahora si es si “

Ahora toca hacer la contrarrevolución, aniquilar a los que te defenestraron, andabas como un pollo sin cabeza y todos decían; “ahí va un zombi” eras un muerto viviente y has resucitado como Lázaro, eras un fantasma, no tenias cuerpo, solo espectro que  no esperpento, el tiempo pone a cada uno es su sitio, y quita y pones razones, eso no quiere decir que el pueblo se  puede equivocar no una  sino  dos veces o mas, pero ahora eres tu el triunfador.

Cuidado “el que ríe el ultimo, ríe mejor” pero ¿cuando ha terminado esta historia?  Por ahora sigue abierta, inacabada… quedan muchas cabezas que cortar.

Président de la République française

Président de la République française

Emmanuel Macron, Presidente de la República Francesa, desde que escuche su nombre en las elecciones  primarias francesas me llamo la atención, de ser para mi un total desconocido, a oír su nombre hasta en la sopa.

Se enamoro locamente de su profesora con 17 años y le dijo que algún día seria su mujer y con 27 se casaron, su esposa es veinticuatro años mayor que el, en la actualidad, él tiene 39 y ella 64, hay una notable diferencia de edad , lo paradójico es que es ella la que es mayor, por ejemplo es la misma diferencia de edad pero al revés de Donal Trump con su  mujer, la guapa Melania y parece algo normal.

Lo que más le gusto a ella de Macron, “siempre ha pensado como un adulto, hacia cosas de mayores”, parece ser que nunca ha hecho cosas de jóvenes, locuras y esas cosas, aunque enamorarse de ella parece una pequeña locura.

 Esto es una historia de amor, lo normal,   enamorarte de tu profesora pero eso se cura, seguir y seguir  y casarte con ella, entra o no en lo normal. Luchar contra todos por el amor de su vida, Brigitte. Ella estaba casada y con tres hijos, heredera de Empresas chocolateras, fue valiente, le tuvo que pasar muchas cosas por la cabeza antes de abandonar su antigua vida, con el tiempo su amor caducaría y se enamoraría de otra chica mas joven, y mira la relación sigue viento en popa.

 Primero fue funcionario público, luego paso a la esfera privada, cuatro años como  ejecutivo de Banca y propicio una  gran OPA  entre una empresa de alimentación muy importante con una filial de otra empresa farmacéutica, se hizo rico y por supuesto lo dejo y se fue al sector publico como asesor de Hollande y de ahí a Ministro de Economía. Puesto que abandona para fundar su propio partido político de centro, en medio de nada ¡En Marcha¡  no le duran los trabajos, le interesa mas descubrir nuevos caminos. Llegar a ser presidente con 39 años, ¿su ascensión estaba programada, pensada y estudiada para alcanzar el Eliseo? o no, ¿era su destino?, quien lo sabe, en fin, ahora si podemos afirmas que ese era su signo.

Un político joven y con ganas de hacer las cosas bien, en mi opinión, todavía tiene todo por demostrar, después del Brexit, de Trump, se abre un camino de esperanza, de dar un paso hacia delante y de crear un mundo más igual. El tiempo dirá…